Archivos Mensuales: agosto 2010

¿VAMOS A BAILAR?

 Por: La Amante Inexplicable

Cada vez que una mujer quiere algo, lo consigue sin objeción…cada vez que un hombre quiere algo: lo desea y luego piensa si podrá o no hacerlo

La primera vez que salí a una discoteca tenia cumplidos mis 18 años, fue  a la Dolores, y me divertí mucho….este post no es acerca de las discotecas, ni de mi primera vez en una, sino de los hombres y mujeres.

Luego de haber analizado tantas cosas en mi vida me di cuenta de algo, de la diferencia entre hombres y mujeres.

Sigue leyendo

Etiquetado , , , , , , , , , , , , ,

Bucle

Por: El Chico defectuoso

Un paso al infinito

Continuando con la serie “Recuerdos” les presento la historia Bucle, que ahora si terminaré… (FELIZ CUMPLEAÑOS LUNÁTICA INDECISA, A VER SI ESCRIBES ALGUITO)

Capítulo I

Era tarde, muy tarde. Mis latidos golpeaban mi pecho incesantemente, mientras jadeaba al correr por las calles hacia mi casa.

Mis pensamientos se turbaban mientras observaba las calles vacías. A lo lejos escuchaba sirenas de policía y aullidos lastimeros.

– ¿Cómo fue que llegué hasta el parque central? – pensé absorto y confuso- ¡si yo ya estaba en mi cama!

Veo pequeños grupos de personas libando y trato de evitarlos. Mis pasos, mientras corría, empezaban ya a desgarrar mis músculos, cuando una hilera desatada voló por los aires. Sentí entonces el frío y mojado pavimento en mi rostro.

Sigue leyendo

Etiquetado , , , ,

VEN Y CUENTAME UN SECRETO

Por: La Amante Inexplicable

amor_informatico[10]

Hoy caí en la realidad de que aun lo extraño, lo pienso y no lo olvido. Recuerdo los momentos  pensando en alcanzar las estrellas juntos, pero ya nada de eso vale ahora ¿no?

 

Sigue leyendo

Etiquetado , , , , , , , ,

Reflexionando: no estoy loco.

Por: El Guionista Brillante

"El zorro, la mujer-lobo, los cuentos para niños y el gato que sabía break-dance"

“Soy un idiota en medio de una tormenta de ruido y furia, pero sigo vivo”.

Esta una de las frases finales de “Crimen Ferpecto”, una increíble serie de televisión, que seguramente nunca han visto. Daba a la misma hora que Dr. House, repetía cuando daba pornografía en otro canal que no recuerdo y, bueno, se comprende que entre el doctor cascarrabias, una rubia de pechos más grandes que su cabeza y un ladronzuelo feucho se elija a los dos primeros.

Sigue leyendo

Etiquetado , , , , , , , ,

El bolígrafo, el papel y el Word 2007

Por: El Guionista Brillante

"Y cuando tomes la pluma, descubrirás que es como tu espada..."

¿Pueden dejar de hacer tests estúpidos en el Facebook? Es un insulto a la inteligencia, al buen gusto y sobretodo… a los que elaboramos tests psicológicos reales. Atte. Mi mamá.

Yo pertenezco a la generación que creció con ordenador y, si me apuras, casi sin máquina de escribir. La primera computadora que entró en mi casa fue una de esas 360, de plástico blanco y teclas cremas que se dejaban entrelazadas las letras cuando apretabas más de dos a la vez, generando una catástrofe que solo mi padre (un informático pionero) podía arreglar.

Sigue leyendo

Etiquetado , , ,

El largo camino del guionista (II)

Por: El Guionista Brillante

Y entre hojas y hojas...

Escribir no es un don. Es una maldición. Pero acepto su precio, su locura y su pesar. Lo acepto con gusto.

El otro día fui a un taller automotriz, ya saben, uno de esos lugares donde arreglan coches. Yo no manejo, jamás lo haré, estoy vedado de lograr algún avance en el arte de conducir una tonelada de metal y vidrios. Fui con un amigo, que me dejó conversando con el dueño. La conversación que tuve con el mecánico se pareció mucho a otras conversaciones que he tenido sobre el mismo tema con mucha otra gente.

Sigue leyendo

Etiquetado , , , , ,

SINTIENDOTE EN MI ALMA

A pesar que esto lo escribí en febrero, mis sentimientos aún no han cambiado, sigo con la misma historia.

Hoy, hoy me siento fuera de mi, sin pensar en ti, sin embargo pienso en ti en todo momento. Me siento fuera de mi sin embargo todo empieza a caer en su lugar, no quiero que este momento se acabe cuando mis momentos son nada sin ti, pero ya se acabo, siento a veces que soy nada sin ti, pero fuerte debo ser, quiero que sepas que sin ti estoy bien , que aunque duele, que aunque te extraño, que aunque quisiera estar contigo se que esto es lo mejor, no éramos correctos el uno para el otro, simplemente no éramos correctos con nosotros mismos, y no era justo continuar así, ni para ti ni para m.

Sigue leyendo

Etiquetado , , , , , , , , ,

15 de Setiembre

Por: El chico defectuoso

Si que era hermosa la avecilla...

“Aquel arbusto sonriendo crecía, mientras, todos de él se servían. Pero había encontrado una avecilla que cantando… le sonreía…”

Este relato pertenece a la serie “Recuerdos”, textos que ya escribí hace un tiempo y que brindaré para su distracción.

Aquí estoy, el sol quema y mis escasas hojas comienzan la lenta fotosíntesis; mis ramas son disparejas, mis tallos amarillos, crezco en una universidad popular, en una especie de “patio herboso”.

Sigue leyendo

Etiquetado , , ,

El camino del guionista (I)

Por: El Guionista Brillante

Y este es el camino que elegí seguir.

“Y como una leyenda que se levanta y luego cae… yo no puedo ser sólo tuyo. Lo siento”. (Irrazonable, sencillo y cierto)

Ayer exploté de felicidad. Bueno, no exploté. En realidad solo implosioné. Me han pedido que guionice un cortometraje, lo cual es un sueño hecho realidad para mi. Pero hay un problema con todo esto: no se me ocurre nada sobre que escribir.

Sigue leyendo

Etiquetado , , ,

Gimnasios: esos desconocidos

Por: El Guionista Brillante

Ay, tetilla, para que te quiero yo...

Me he apuntado a un gimnasio que queda cerca a mi casa. Creo que es parte de mi ridícula crisis de “a mi novia le gustan los tipos de musculitos y traserito empalmado”, la misma que me ha llevado a comprarme una cámara de fotos, camisas de palmeras y a comer barras energéticas como loco. Aún no me he comprado una de esas mallas que se usan.

El hecho es que en este gimnasio (en todos, quiero suponer) habita una especie de supervarones, hombres con piernas como mi torso y torsos como mi televisor de 21 pulgadas. Tipos que hacen pesas como quien come galletas y que, entre levante y levante, se contemplan en el espejo con un afán  inescrutable para mí.

Sigue leyendo