Archivos Mensuales: mayo 2011

Ante el 5 de junio

 

Una feroz incertidumbre sacude a los privilegiados, que tiemblan por la suerte de sus prebendas. Aún sabiéndolas injustas y desmesuradas, las consideran un derecho privativo, irrecusable y sacrosanto. La desesperación les aconseja infundirnos sus pesadillas, para que resignemos nuestros sueños. Ser egoístas con el bienestar, pero desprendidos con sus miedos, revela la medida exacta de su chatura y miopía. Incapaces de renunciar a un pelo de su bonanza, se desviven por compartir y socializar sus mezquinos temores. Con sus monedas movilizan lacayos -escribas y portavoces-, que agiten los fantasmas del desastre económico, la democracia amenazada y la libertad de prensa en riesgo, aunque bien saben que son disyuntivas falaces. Porque el verdadero dilema del 5 de junio no es económico, ni siquiera político, sino esencialmente ético: Como pueblo, ¿repudiaremos la corrupción y el autoritarismo, con acerada dignidad y sin vacilaciones bizantinas, o claudicaremos con miserable resignación, ante los fuegos fatuos que intentan obnubilarnos? ¿De nada sirvió el asco unánime que sentimos el 2000 al ver cómo los billetes mal habidos de la dictadura cooptaban “demócratas” venales y compraban “medios independientes” para convertirlos en dóciles marionetas y panfletos de una reelección ilegitima? ¿De nada sirvió la indignación colectiva de ver a la dictadura convertir la violación sistemática de los derechos humanos en una política de Estado?
Sigue leyendo

Lluvia por favor.

NOTA: Retornando a ustedes.

Y de cuando en cuando sale lo peor de mi.

Hoy me levante con miedo de ser yo.

Hoy sentí que todo lo malo de mi quería salir de golpe, para recordarme la perversidad de mi alma.

Hoy tuve ganas de mandar todo al diablo, de desaparecer a mi familia, de deshacerme de todo lo que me rodea, de amar mi soledad; porque sentía, como hace mucho no sentía, lo incomodo que estar con los demás, de odiar sus impertinencias, de soportar su falta de consideración. Estaba harta de su fetidez, de su cercanía, del calor incomodo que emanan los cuerpos no deseados.
Sigue leyendo

Etiquetado , , , ,

Casi ermitaño


“No busco que me quieras, con mis gatos estoy bien.

Si me quieres, yo te quiero y todo bien”

Canción, música, fotografía y bueno, todo: Samuel Chambi.

El largo camino del guionista (V): La Información

Lo he dicho muchas veces, amigos. A mi no me gusta escribir historias. A mi me gusta más escribir de escribir.

Coincidiendo con una discusión que tuvimos hace poco mis compañeros y yo sobre cómo afrontar una trama, hoy quiero reflexionar sobre la captación de información a la hora de escribir. ¿Cuándo dar una información en un guión, ya sea este para una película o para un producto televisivo? ¿Cómo afecta a la trama, a la estructura e incluso al tono que el espectador sepa algo en un momento o en otro?

Sigue leyendo

Etiquetado , , , , , ,

Me voy

A es A, a rose is a rose is a rose, April is the cruellest month

¿Y el Tiempo? Todo recomienza, no hay un absoluto. Después hay quecomer o descomer, todo vuelve a entrar en crisis. El deseo cada tantas horas, nunca demasiado diferente y cada vez otra cosa: trampa del tiempo para crear las ilusiones

Queridos amigos, porque a esta altura ya somos amigos. Me voy.

Eventualmente volveré a escribirles y a hablar acerca de nada con ustedes, los quiero profundamente, pero necesito tener un poco de mi propia vida.

Esta no-comunicación con ustedes me da mucho, pero es tiempo de partir, Sea por la coyuntura política o sea por la coyuntura espiritual, necesito estar un poco conmigo, disfrutar de mis propias cosas, escribir un poco más para mí y un poco menos para ustedes.

En fin, alejarme de todo aquello que me aleja de mi.

Adios, señor celular.

Adios, señor feizbuk.

Un mes de vacaciones para la gitana, o lo que aguante.

Ya ustedes saben donde ubicarme.

Tu canción

Elthon Jhon cover; no wll voice, but great sense.

Das ist.
Feliz cumpleaños, gracias a gente como tú, el mundo es más feliz contigo bajo el sol.

P.D. Para mucha gente.

Relatos cortos (III)

Tercera tanda de relatos cortos en los que ando últimamente trabajando, para concursos y similares, esperando que haya un poco de suerte. Agradeceré mucho sus comentarios y críticas para no caer en el simplismo de pensar que con esto pueda que gane.

Infiel

El doctor se repite a cada momento que fue un error cotidiano. Nada más que eso. Un error cotidiano. Porque te llaman y debes salir. Se trata de una vida atareada la del doctor. Debes salir rápidamente. Le das un beso a tu mujer y a tu hijita, que no te acuerdas que hoy es su cumpleaños. Sales y aceleras el paso. Llegas al llamado de una enfermedad sin gravedad. Se cura con antinflamatorios y aspirinas. Hablas con el paciente. Dos o tres cosas sin importancia y este dice que tiene que irse. Aceptas un trago que te ofrece suesposa. Luego te invita a comer y aceptas, no vayas a desairar a la señora. Llamas a casa y dices que ya llegas, que no se preocupen, que sólo tardarás una hora. Luego la velada es agradable. Buena comida. Buen vino. Buen cariño ajeno. Luego te despides y te marchas. Llegas a casa y toda tu vida ha cambiado por un error cotidiano. Has dejado tu correo abierto, doctor.

Sigue leyendo

Etiquetado , ,

El castillo

El viento se llevaba un trozo de mi con cada baraja

He de decir en mi favor que nunca antes estuve en una encrucijada de tal magnitud, habia empleado seis años de mi tiempo en construir una torre de naipes desde la base, y no fueron seis años por que era lenta con las manos si no por que una y otra vez, como era de esperarse, los naipes caian en una lluvia desesperante tras cada intento que por demas se acercaba al logro definitivo de mi proposito.

Sigue leyendo

Él, bigotes.

Cuando era más pequeña, mi mamá tenía un espejo. Me encantaba ponerme sus aretes frente a su espejo y mirarme todo el día en él. Mi madre odiaba que yo hiciera eso, no estoy segura de si era parte de su consciencia feminista de no hacer una mujercita o porque sabía que yo tenía (y sigo teniendo) un par de manos realmente torpes.

Si queridos amigos, pierdo casi todo y ese siempre ha sido mi estigma, buscar lo que pierdo. Desde aquellos tiempos tenía la costumbre de perder todo en el último momento, la lámina que me faltaba para el cuaderno y que había guardado todo el mes, la perdía camino a casa el día anterior a la presentación de cuadernos.

Sigue leyendo

Una pregunta

La vida se define en una pregunta.

Aun no se cual es esa pregunta, pero en eso se define la vida. Una pregunta.

Si hubiera respondido una pregunta, tal vez seria otra realidad.

Una pregunta.

A veces tenemos que hacer esa pregunta, arriegarnos y hacer la pregunta.

Una pregunta.

Preguntaras?