Archivos Mensuales: septiembre 2011

No sabes lo que es no estar.

Por: El Chico Defectuoso

Todo me consume ahora que no estoy ni soy...

No sabes lo que es no estar. Lo que significa dejar de vivir, pues todo lo mantenías vivo tú. Cuando se va tu esencia o aquello a lo que todos llaman su “tesoro”, se va detrás nuestro corazón, según lo que decía Mateo, en su capítulo 6, versillo 21.
Tú no sabes lo que signifca no ver, no sentir, no desear mejorar. Pues nunca te has sentido así, y nunca lo lograrás.
Te escribo esto escondido debajo de un escritorio, en el lugar en el que menos deseo estar y con lo poco que ya me queda de cordura.
Ve mis labios moviéndose en sonata estridente cuando me veas llegar, ¿ves que puedo empezar a pensar en que ya no puedo pensar en empezar?
Ten un poco de compasión, un cliché de canela y unas gotas de limón, por favor…

PD: Si no has entendido nada, no te lo voy a poder explicar, yo tampoco lo pude hacer.

Etiquetado , , , , ,

Solo Soía (9)

Aún recuerdo los primeros besos; pero eso son, solo recuerdos.

Yo seguía llorando en la cocina mientras Renzo había ido a ver quién era. Prudentemente entro al escritorio para ver por la ventana. Regreso a la cocina y me dijo que había un tipo en la puerta. Se agacho para secarme las lagrimas, y me dijo que no era prudente que el atendiera la puerta. Así que me llevo hasta la puerta y se quedo detrás de ella cuando la abrí. Camine hasta la reja y cuando la persona que estaba de espaldas me dejo ver su rostro, no podía dar crédito a lo que veía. Sigue leyendo

Solo Sofía (8)

 

No es fácil cuidarse el corazón.

Supongo que Renzo habrá tenido mucho que hacer. Aunque dentro de mi cólera deseaba que hubiera desparecido o viajado a otro país, pero me daba miedo. Dependía de el por todo eso de que lo amaba y no sé qué otra estupidez hormonal.

 El taxi que me llevaba no tardo mucho en llegar a la puerta de mi casa y para mi sorpresa la luz del primer piso estaba prendida. No podía ser tan salada para que mis papas llegaran sin previo aviso y encima encontraran toda la ropa de Renzo regada en mi habitación, pero todo era posible. No sabía qué explicación les daría. Me comenzó a doler el estomago del susto. Sigue leyendo

About thinking

No debo llorar, me dije.
Aquella mañana, nada más despertar, supe que ella no volvería porque el silencio me cercaba como un necrófago y el sol había pasado de largo al ver nuestro balcón (ahora solo mío) abierto de par en par. Me había dejado un beso en caída libre hacia la almohada y el alma llena-llenita de pena. Hace muchos años, tantos como lunas cercenadas corren por mis venas, que no estaba así, … con el alma llena-llenita de pena.

Buenas y malas ideas para retomar el blog

Les voy a contar algo, amigos. Cuando tomaba un nuevo encargo de guión en mi antiguo trabajo, empezaba por tener una mala idea. Bueno, no exactamente: era una idea cara. Para poder llevarse a la pantalla con garantías de éxito exigiría demasiadas horas de grabación, o de extras, o de decorados, o de efectos especiales (no siempre me excedo en el mismo punto, al ser creativo voy cambiando, para sorprenderme a mi mismo).

Invariablemente, me tumbaban la idea en la primera reunión, siempre con una sonrisa indulgente en los labios  de mi jefe, y es entonces, sólo entonces, cuando me pongo a pensar en la idea buena, es decir, en la realizable.

Sigue leyendo

Etiquetado , ,

¿En que maldita hora se me ocurrió volver de Lima?

¿En qué maldita hora se me ocurrió volver de Lima?

Lo sé lo sé, últimamente escribo post demasiado privados pero es una de esas formas de terapia asquerosas que recomiendan los psicólogos.

Estaba yo. Un día de tantos. Feliz de mi vida en argentina. Bebiendo, bailando, tirando, comiendo, (mujeres incluidas) en fin, la perfección absorbente. Cuando se me ocurrió que debía volver a mi casa para navidad.

Cogí, también terminé de coger, un calendario y me dije a mi misma. Chanchis, hoy por la noche es el mejor momento para no sufrir la alza de precios ni las piedras del camino y viajar como gente decente (no de la forma que llegué).

Llene mi mochilita roja con mis pocas pertenencias, dos pares de calzones y una chompa para el frío. Me despedí de mamá Marcela y de papá Silvio, de Uma la perra, de Ernesto y Lizandro, y emprendí el vuelo previo préstamo de 160 pesos.
Sigue leyendo

El amor platonico, el amor perfecto…

“Tu eres enteramente mio, y solo yo debo saberlo”

El amor platónico en la expresión popular se refiere al afecto físico no correspondido, y el cual solamente se queda como un ideal.
Pero desde el punto del mismisimo Platon, mencionado en El Banquete, es la motivación, el motor, el interes o empuje que conduce a una persona al conocimiento de algo y a su posterior contemplación, variando desde la observacion de la belleza hasta el conocimiento puro y desinteresado de su esencia.
En otras palabras es una forma de amor y amistad en que no hay ni siquiera la busqueda de un elemento sexual y que se produce de forma mental, imaginativa o ideal, y no de forma física…
Ya claro el concepto, podemos hablar de perfeccion desde el momento en el que mencionamos el desinteres de beneficio propio; eso es precisamente lo que significa el amor.
Sigue leyendo

Sonata de una pasion asesina

Nacimos para estar juntos, ya sea en esta vida o en la otra, o talvez en la mitad de ambas

El susurro que dejaste en mi oido resuena constantemente como si tus labios aun estuvieran rozando mi cara y emitiendo el silbido suave de tu adios. Me resisto a creer que tus palabras sean ciertas o que remotamente consideres dejarme sola con mi desconsuelo, ¿serias capaz de olvidar los años que hemos pasado juntos? ¿Y todos los moment0s felices?

No puedo permitirlo…

Tu alma y tu cuerpo me pertenecen asi como toda yo te pertenezco solo a ti; nacimos unicamente para estar juntos, la prueba de ello esta en que  nacimos en el mismo siglo. Tu eres parte de mi destino y todos los caminos me llevan a ti indefectiblemente. Nuestras auras combinan perfectamente en un arcoiris de armonia absoluta.

Solo tu aroma es capaz de despertar en mi deseos impuros, y pierdo la cabeza cada vez que te tengo cerca. No consiento la vida sin tu compañia, me duele el pecho de tan solo imaginarlo… No, no, no, no tu no puedes estar lejos de mi.
Sigue leyendo