La llamada que no hice

El teléfono que no utilicé.

 

Te conocía tanto como tú llegaste a conocerme, por eso entendí que quisieras alejarte de todos cuando más débil te sentías. Pero eso no justifica que me quedara en silencio cuando fui el único al que respondías el teléfono.

Aún hoy marco tu número sabiendo que no será tu voz la que me responda, aún hoy quiero hacer esa llamada que no hice en su momento. Tú me enseñaste de la peor manera que la frase “llamaré mañana” es una mentira dolorosa cuando ese “mañana” nunca llega.

Todavía recuerdo las últimas palabras que me dijiste cuando hablamos. Y JURO POR DIOS QUE YO NO HABLABA CON UN MORIBUNDO. Ahora ese es un instante de eternidad al que me aferro.

Te sentí débil como algunas otras veces cuando me dejaste que te viera, tal vez un poco más de lo normal pero creía que como siempre te recuperarías y volverías con tu sonrisa de niño travieso para divertirnos y alegrarnos el día como siempre lo habías hecho.

Si Dios creó el universo en 7 días. ¿Cómo fui tan arrogante al pensar que en ese tiempo nada te pasaría? 7 días como los pecados capitales que de seguro cometí mientras perdía el tiempo y no te llamé. En cambió fue una llamada, la que nunca hubiera querido escuchar y me estrelló con la realidad sin estar preparado.

No importa cuantas veces suene el teléfono sé que no volveré a escuchar tu voz. No hice esa llamada que pude hacer y que sabía que ibas a responder, no la hice por que no apreciaba la salud de mis seres queridos como lo hago ahora. No hay consuelo por lo que no hice aún sabiendo que podía hacerlo, pude oírte una vez más y no lo hice…

Dejaste todo tipo de sufrimiento que a veces nos toca vivir en esta vida y si el paraíso existe lo tienes bien merecido. Tal vez todo lo que hice y lo que haré me impidan seguirte después de dejar mi efímera existencia, pero mientras mi corazón lata siempre tendré un momento para recordarte.

No pude llorarte como quería, pero las gotas de lluvia que cayeron este año son las lágrimas que derramaría por ti. Polkito, hermano estés donde estés cuida de nosotros.

 

No debiste irte tan pronto...

Anuncios
Etiquetado , , , ,

Un pensamiento en “La llamada que no hice

  1. sil dice:

    lo extrañaremos siempre …. siempre … no pude evitar derramar una lagrima … si que nos hace falta … te quiero mucho chris! … cuidate … debemos cuidarnos porque el dolor de perder un amigo como nosotros es muy grande

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: