La lluvia


Imagen

Uno puede aislarse del mundo en una cueva evitando todos los males del exterior, aprovechar esa soledad para dejar nuestra imaginación volar. A veces es más cómodo escapar a realidades alternas en nuestros pensamientos, haciendo de esa cueva nuestro mundo propio y solitario.

Lo malo de vivir tanto tiempo en una cueva es que olvidas lo que es ver la naturaleza real a la luz del sol, el viento acariciar tu piel y el fresco olor de la hierba. Sin darte cuenta has disminuido el uso de tus sentidos, lo que equivale a decir que: “olvidaste como sentir”.

Pero nada dura para siempre, así hayas creado un paraíso en la tierra en tu imaginación la realidad te encontrará tarde o temprano. Por mucho que hayas recubierto tu cueva con la roca más que pudiste encontrar eres solo un hombre frente a las fuerzas de la naturaleza.

Un día un terremoto abrirá un gran grieta en tu cueva, entonces se filtrará la luz a la que renunciaste, la brisa que hace mucho no sentías y los olores que dejaste en el pasado. Obviamente no sabrás como reaccionar ante ello, pero acaso alguien puede estar preparado cuando se rompe tu paradigma?

Y cuando te des cuenta llegará el momento en que la lluvia llegue incontrolable como siempre, aprovechando la grita para entrar inundando tu cueva como queriendo ahogarte. La dura roca con la que reforzaste tu cueva te dañará cuando el agua te empuje contra las paredes, no podrás quejarte porque es lo que tú construiste.

Cuando no puedas más tendrás que salir a pesar que haya dejado de llover, ahí te darás cuenta que el objetivo de la lluvia no era lastimarte aunque eso haya pasado, sino que lo que quería era sacarte de esa cueva para bañarte con sus aguas luego limpiarte en cuerpo y alma.

Te sentirás indefenso y con frío pero cuando todo tu sufrimiento haya pasado la lluvia cesará, y cual milagro del Señor siendo el último en ver la lluvia serás el primero en ver el arco iris.

Entonces te darás cuenta que todo ese tiempo en la cueva no fue un desperdicio del todo, todo lo que imaginaste y soñaste no tiene porque quedar sólo en tu mente. Viendo el arco iris delante de ti entiendes que no es mas que el fin del principio y nuevas aventuras te aguardan

Tu búsqueda para encontrar los tesoros al final del arco iris comienza, con tu corazón purificado y tus sueños como equipaje empiezas tu nueva jornada, pero esa ya es otra historia…

Anuncios
Etiquetado , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: