Archivo de la etiqueta: ex novias

Hablando de chicas: La Tefa

Me recuerdan a la Tefa el desorden de mi antigua vida, mis ganas de serlo todo y mis éxitos al no ser nada. Me recuerdan a la Tefa los días como estos – No me diga esas cosas, me hace ruborizar-, los días tristes pero que te sonríen de vez en cuando. Me recuerdan a la Tefa los días de olvido.

Me encontraba destrozado por una ruptura sentimental terrible, pero llegó la Tefa – Me da vergüenza pero la persona que me gusta eres tú – y su sonrisa perfecta para iluminar mis días. Llegaba como llegan las mejores: con timidez y actitud de niña-niñita a amarme, a levantarme y a pegar con paciencia uno a uno los pedacitos de mi corazón roto. Sigue leyendo

Etiquetado , , , , ,

Hablando de chicas: La Chane

Por: El Guionista Brillante

Y a veces odiaba tanto... ese charco.

Lo que pasó pasó, y no hay quien lo rectifique ni lo repare ni enmiende. Y así me pasó con esa extraña chica que es la Chane, la joya ibérica.

Me gusta pensar que mis recuerdos están alojados en un librero grande -voy a conquistar Portugal, eso no es posible, sí lo es, mi amiga la Bea me va a ayudar, es imposible, lo he pensado bien: tú seras el embajador– brillante y de muchos pisos. Yo camino de cuando en cuando buscando el recuerdo perfecto acerca del cual escribir. Y cada, cada vez que me acerco al de la Chane, no puedo evitar sonreir y pensar en sus ocurrencias.

Sigue leyendo

Etiquetado , , , ,

Hablando de chicas: La Caro

Por: El Guionista Brillante

"Y si es así, que se vaya en lo que escribo..."

La Caro es la Caro, y eso es así. La Caro es de esas chicas que te gustan desde el principio. Porque sí, Caro es preciosa, pero tiene un don mágico: siempre se le olvida.

Ahora que estoy de mudanza (me siento todo un adulto cuando lo menciono, aunque no sea cierto por poco), sigo encontrando cosas de ella, y eso que me dejó hace ya unostresoquizáscuatro años. Cosas como el perfume de hombre que usaba, que aún me pongo porque es increíble como no se agota. Cosas como el diario que escribíamos juntos –nos turnamos, ¿sí? yo ya he escrito, ahora te toca a ti, y qué pongo, lo que quieras, pues entonces a ti, ¿no?-, cosas como la colección de estrellas que un día me regaló y que duerme en mi escritorio desde hace cuatro años, cosas como las postales que nunca escribimos, cosas como su recuerdo, dividido en tantísimas cajas sin dueño, sin remitente y sin destinatario.

Sigue leyendo

Etiquetado , , , , , ,