Archivo de la etiqueta: soledad

Esa sensacion de vacio que no puedes contener

El corazón que te abruma con el latente temblor de la soledad

El vacio ese…

Ese vacio que no te deja respirar

La soledad… esa soledad

Aquella vieja embustera que te encanta y desencanta

Son pocas las cosas que se me ocurren

Son pocas las cosas que siento, digo, hago….

Pero algo me queda claro…

Tu frialdad, tu sincera frialdad, esa que no me deja dormir

Sensaciones

Sensaciones con las que prefieres morir

Asi como hoy,

Asi como ahora….

Asi mientras escribo estas palabras

Tomo estas pastillas

Y siento paz….

Paz inmediata que me permite respirar

Aunque sea por un segundo,

Por un momento….

Quisiera tener un cigarro también …

Tal vez me ayude a dejar de temblar, a dejar de sentir

Tal vez mi llanto se esfume con la ceniza del cigarro

Amigo, que me acompañas desde hace mucho….

Igual que ustedes amigas mias.

Secretos que nadie sabe y que guardo con recelo

Secretos que de salir de mi

Saldrían realmente de mi

Soledad, vieja embustera

Nos volvemos a encontrar….

No por falta de amor ni pasión

Sino por la real frialdad

 

Un demonio dice que soy

….

Tal vez…

Esa…

Anuncios
Etiquetado ,

La lluvia


Imagen

Uno puede aislarse del mundo en una cueva evitando todos los males del exterior, aprovechar esa soledad para dejar nuestra imaginación volar. A veces es más cómodo escapar a realidades alternas en nuestros pensamientos, haciendo de esa cueva nuestro mundo propio y solitario.

Sigue leyendo

Etiquetado , , , , , , ,

La soledad, la brillante soledad

Dentro de poco se cumplirá el primer mes de mi mudanza de la casa paterna. Por suerte, no he llevado a cabo demasiadas cosas a partir de este “escapar” en mi vida. Siempre digo que una mudanza es una de las tres principales causas de estrés, junto con la pérdida del trabajo y una ruptura sentimental. No sé dónde lo leí o si me lo he inventado, pero lo creo. No me gusta mudarme, y para mi mala suerte no me he visto obligado a hacerlo con frecuencia. Para mi generación mudarse es más habitual de lo que fue para mis padres o abuelos. Hace un siglo aún era común poder pasar toda una vida en una misma casa. O luciendo un mismo reloj, o conduciendo un mismo coche (o casado con una misma mujer). De todos modos, sea cual sea la causa, existen personas para las cuales mudarse no resulta tan traumático como para otras. Pero no para mí.

Sigue leyendo

Etiquetado , , ,