Archivo del Autor: LaMujerDisfuncional

Feliz (ni tanto ah!)

Imagen

Arriba. Lo que la vida hace con nosotros. Metáfora gráfica.

Y ahora vengo yo con mi mala onda a cagarles el día…
Bueno no, en realidad vengo a hacerlos sentir mejor con sus asquerosas y buenas vidas llenas de amor, paz y tranquilidad. Sigue leyendo

Anuncios

Lo siento.

Resulta que por cuestiones de comodidad me deje llevar por el ritmo que la vida me ofrecia y sin querer llegue a su lado (al lado de todos ellos).

Elías no era un mal hombre, algo descuidado tal vez… En realidad se moría por ser como su padre, pero la cobardía y los fantasmas de su pasado no le dejaban en paz, no lo dejaron ser feliz. Sigue leyendo

Etiquetado ,

Espejo

Y me miro al espejo y ya no te veo, ahora si soy feliz.

Y me miro al espejo y ya no te veo.

Creo que ahora si soy feliz

Hoy me acorde de ti, mi querido perverso.

Como quien no quiere la cosa y de casualidad, rebuscando en los recuerdos palpables, esos que deje ahí tirados y me encontré hoy. Siempre así: como quien no quiere la cosa.

Yo estoy bien y se que poco te importa, pero agradezco que no preguntes, eso hace las cosas menos extrañas; porque a mi si me da curiosidad, pero de la sana, curiosidad por ti claro, y así es menos raro, así lo mío es chismosería.

Sigue leyendo

Etiquetado , , , , , , , , ,

nubes brasileñas?

Mi mundo bonito es contigo.

16:45:34

Mil gotas que caen sin parar mojando a todos mientras el mundo, la gente en realidad, se detiene y hay más espacio fuera. Se va el olor a ciudad y es hermoso no sentir el olor de la gente.

16:59:22

El agua corre y fluye por cada grieta, se escurre por todo lado y se siente cuan tibio esta el pecho. Las gotas se cuelan por mis balerinas y humedecen la bota de mi pantalón. No hay frio, en realidad aun no siento frio y no se a donde ir. No quiero mojarme.

17:05:02

Sonreír es fácil, conversar con extraños es a veces agradable. Me gusta que los vendedores sean amables, me gusta.

17:10:28

El sabor del café, del buen café, me tranquiliza, me relaja, me es placentero.

Placer en la boca… Mmmm… Para eso querido, para eso están tus besos; pero hoy esta bien el café. (Pienso en ti, con el té, con el café)

17:25:00

La gente es agradable en algunas ocasiones, observarlos me distrae. Pero solo los buenos especímenes logran captar mi amable atención.

¿Y si escribo todo por tiempos?

¿Habrá dejado de llover?

¿Habrá sacado abrigo?

17:26:03

Escribir. A veces se me hace difícil.

Será una larga semana, melancólica y agotadora semana.

(

Es ahí cuando recuerdo la soledad, la compañía eterna de la nada. No es mi enemiga y aún me visita; pero de lejos como para recordarme que sigue existiendo y que tengo suerte. Suerte de sentir la huella de tus manos en mi rostro, el rastro que queda del calor de tu cuerpo. Suerte de encajar en tus concavidades, suerte de que calces con mis convexidades.

Hoy te extraño y te extraño desde antes de decirte adiós la última vez que te vi. No fue hace mucho, pero en números grandes puedo decir que son 97200 segundos (y contando desde la 01:00:00) que me he perdido para contemplarte.

Te extraño…

)

17­:28:58

Café…

¿Y si me abrazas por debajo de la ropa cuando nadie se dé cuenta?

Ese frío que no puedo calmar…

17:30:00

Siempre olvido que el azúcar esta detrás…

Lluvia…

Al fin se fue la lluvia que me jode los zapatos, que me hizo gastar S/. 10.00 en un paraguas, que me hizo comprar un capuccino. Al fin se fue la lluvia que no te gusta.

¿Estarás más tranquilo?

17:31:35

Nubes grises que no se van.

Si te veo hoy, te secuestrare en un beso infinito (nos hubiera durado hasta hoy).

Si no te veo hoy, te seguiré extrañando de la forma en la que te prometí.

17:33:00

Tabaco después del café. (Lo siento… es un placer que a veces no me puedo negar)

Tabaco, café, novelas, escritores.

Escribo para sentirme vieja… Para eso escribo. Para recordar.

Escribo para volver a sentir.

Sentir el agua que salpican los malditos conductores, changos al volante, peste de gente que abunda.

Escribo para seguir amando, amando de una forma casi intensa, amando como se debe, amando con todo.

Escribo para mi, ergo para ti.

Etiquetado , , , , , , , , , ,

Esa vida que no tendría.

Andrés es un buen tipo, casi casi el hombre perfecto; pero como dice la canción, su único problema es que no es soltero.

Lo conocí de casualidad gracias a mis torpezas: En un descanso del trabajo salí corriendo por el pasillo y tropecé aparatosamente con el. Yo termine en el suelo y mi celular destartalado medio metro más allá. Me ayudo a ponerme de pie y a recoger las partes de mi maltratado celular mientras yo me disculpaba mil veces; ni bien termine de recibir su disculpa, salí corriendo a recibir esa llamada que esperaba como loca.

Debo decir que ese día terminaron conmigo. Mi novio, que debía volver después de dos años de trabajar en otra ciudad, me dijo que no volvía y que ya no sentía lo mismo por mi, que lamentaba terminar conmigo de esa manera y que esperaba que yo pudiera ser muy feliz con otra persona.

Seis años de relación terminaron de camino al carajo. Yo iba de camino a la nada.

Pase una semana en modo automático, no recuerdo ninguna conversación, nada realmente especifico. Desperté de mi letargo el día que encontré a Andrés parado en el pasillo, esperándome; tenía un café en la mano, me dijo que el día del pequeño accidente se le olvido preguntar mi nombre e invitarme a tomar un café.

La verdad no se porque acepte ese día, no se porque sigo aceptando… No tenemos exactamente una relación, solo suplimos mutuamente nuestras carencias.

Tal vez solo sea algo físico, pero por ahora me siento bien.

Suena mal y esta mal. Lo se. Pero tengo el corazón lo suficientemente destrozado como para no escuchar a mi conciencia ni recordar eso que llaman moral.

Etiquetado , , , , , , , , ,

[…]

Desde hace unos años las fiestas para mí son insoportables, me da igual festejar Navidad o recibir el bendito año nuevo. No han sido bueno años, para variar no han sido mis mejores días (estos últimos).

Supongo que en el estado emocional deplorable en el que me encuentro y padeciendo una terrible preocupación, stress post-traumatico y ansiedad; soy por mucho la verdadera Clarissa. La realmente disfuncional, la loca, la aturdida, la desesperada, la insegura, la decepcionada, la desilusionada, la triste, la deprimida, la insoportable, la incomprensible, la que si llora, la que no sabe qué decir, todo un lio monumental.

Sigue leyendo

Gotita

Ella nació de seis meses cuando yo tenía nueve años.

Ella era muy pequeñita y frágil, era un milagrito, un verdadero regalo del cielo para mi familia que se estaba rompiendo.

Ella es mi hermana.

Adriana es una dulce y muy inocente niña de 11 años, es graciosa, ocurrente, madura, adorable, molestosa y todo lo que una perfecta hermana menor debería ser y es quien me hizo querer ser grande para protegerla.

Han de saber que mi familia no es perfecta, es relativamente disfuncional de vez en cuando y que ha tenido sus épocas buenas como épocas malas, hemos tenido altibajos, bajos y muy bajos; pero aquí estamos, amándonos como se puedes y como se debe a veces. En gran parte todo esto es gracias a mi Gotita.

Como les dije ella nacio muy pequeñita, se quedo en una incubadora casi un mes después de nacer, fue una bebe canguro que tenia que dormir en el pecho de mi mama y cuando dormia sola teníamos que ver si seguía respirando. Lloro por primera vez en el cuarto mes de nacida y se enfermaba mucho, peró nacio con dos dientes, su primera palabra fue papá, camino sola justo al cumplir el año y no paro de crecer.

Extraño esos días cuando no tenia mas que hacer que verla jugando, cuando podía ayudar a darle de comer, si hubiera sido un poco mas grande cuando ella llego hubiera apreciado mejor cada gesto, cada movimiento, cada pasito suyo, me hubiera aferrado mas a sus manitos cuando solo le alcanzaban para tomarme tres dedos.

No me quejo, mas bien abrazo mis vagos recuerdos y la adoro mas cada dia que crece, imaginado que será una buena mujer, una tierna mujer con la capacidad de amarme eternamente sin limitaciones, sin rencores. Abrazo la esperanza de verla a los ojos dentro de muchos años y seguir viendo a esa bebe tan tierna que hizo más felices mis últimos años de infancia.

Solo Sofía (10)

Soy un juguete del destino y un monstruo también.”

 artistas_macabros

Esteban me miraba fijamente y yo no atinaba a decirle nada, lo único que sentía era una infinita nostalgia y un desamor brutal. Era consciente de la situación, no era lo  suficientemente fría o lista como para decidirme de una vez  a deshacerme de este embarazo ridículo que estaba consumiéndose mi mundo fabricado y de paso todo lo que me había mantenido viva después de tanta desgracia. Yo seguía perdida en mis meditaciones hasta que Esteban hablo. Sigue leyendo

Etiquetado , , , ,

Solo Soía (9)

Aún recuerdo los primeros besos; pero eso son, solo recuerdos.

Yo seguía llorando en la cocina mientras Renzo había ido a ver quién era. Prudentemente entro al escritorio para ver por la ventana. Regreso a la cocina y me dijo que había un tipo en la puerta. Se agacho para secarme las lagrimas, y me dijo que no era prudente que el atendiera la puerta. Así que me llevo hasta la puerta y se quedo detrás de ella cuando la abrí. Camine hasta la reja y cuando la persona que estaba de espaldas me dejo ver su rostro, no podía dar crédito a lo que veía. Sigue leyendo

Solo Sofía (8)

 

No es fácil cuidarse el corazón.

Supongo que Renzo habrá tenido mucho que hacer. Aunque dentro de mi cólera deseaba que hubiera desparecido o viajado a otro país, pero me daba miedo. Dependía de el por todo eso de que lo amaba y no sé qué otra estupidez hormonal.

 El taxi que me llevaba no tardo mucho en llegar a la puerta de mi casa y para mi sorpresa la luz del primer piso estaba prendida. No podía ser tan salada para que mis papas llegaran sin previo aviso y encima encontraran toda la ropa de Renzo regada en mi habitación, pero todo era posible. No sabía qué explicación les daría. Me comenzó a doler el estomago del susto. Sigue leyendo